La Rioja
img
Etiqueta: perros
Respetando el espacio de los perros
img
Rosa Roldán | 13-02-2018 | 07:35 |0

Un contacto directo y sin previo aviso, puede asustar al perro más tranquilo del mundo, así que no digamos a uno miedoso  o de raza pequeña que ve acercarse algo grande por encima de él invadiendo su espacio. Lo mejor es respetar cierta distancia y dejar que sea el mismo animal el que inicie el contacto y en su caso, es importante recordar que si tenemos que acercarnos, debemos hacerlo suavemente, dejarnos oler y dirigir el contacto a las zonas menos amenazadoras para ellos.

 

Normalmente a los perros, salvo que estén muy acostumbrados desde siempre, no les emociona que les toquen la cabeza, por ser una zona que escapa a su control (y es lo primero que se suele acariciar cuando no se tiene en cuenta este detalle). Centrémonos mejor en acariciar la barbilla, el pecho o los flancos que son zonas que puede controlar. Las patas delanteras también son zonas sensibles y es posible que muchos perros eviten a toda costa que se las acariciemos, así que es mejor dejarlo estar y ceñirnos a las anteriores.

 

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/notas-de-inter%C3%A9s-sobre-perros/factores-de-amenaza/

 

Imagen: goo.gl/AytqX9

 

perro-miedso-1
Ver Post
Perros grandes y pequeños
img
Rosa Roldán | 01-02-2018 | 11:14 |0

Ni todos los perros grandes son brutos, ni todos los perros pequeños son adorables… De hecho, lo que vemos de cada uno, es el producto de la propia naturaleza como especie e individuo (es decir, su carga genética), de las experiencias que ha vivido y las que vive cada día, del entorno y de la educación y manejo (o su carencia) que recibe de su guía humano. Y vale que todos los días no son iguales pero, la clave está en la SUPERVISIÓN constante de nuestro perro, sobre todo, en entornos públicos de uso compartido con personas y otros perros.

 

Por eso, me parece importante que TODOS los perros, independientemente de su tamaño o raza, tengan unos mínimos de educación y sepan manejarse en sociedad porque, está claro que un animal de raza grande implica una serie de obligaciones claras a tener en cuenta (y no entramos en si, además, está dentro de alguna raza considerada potencialmente peligrosa) pero, aunque uno de raza pequeña es difícil que llegue a hacer daño, si anda suelto y descontrolado ladrando a todo lo que se mueve, puede resultar cansino para otros perros y personas y sufrir lesiones de gravedad si no acude a las llamadas (con el riesgo de

Ver Post
El Juego como parte fundamental de la relación con tu perro
img
Rosa Roldán | 29-01-2018 | 09:54 |0

Demasiadas veces olvidamos la importancia del juego y lo consideramos como algo opcional, sin otro objetivo que pasar un buen rato. Perdemos la oportunidad de jugar con nuestro perro y delegamos esta importante tarea en otros perros del parque. Así, no es raro que el animal pase de acudir a nuestras llamadas o, que al vernos estáticos como parte del “paisaje”, se dedique a dar rienda suelta a determinadas conductas naturales pero no por ello deseables en lugares públicos.

El juego desempeña un papel fundamental en el crecimiento físico y mental de todos los animales, incluido el ser humano. Aprende a jugar con tu perro y disfruta de todo lo que esta sencilla actividad, puede reportar a vuestra relación. Usa palabras cortas que inviten a participar y deja los “no” y los malos rollos a un lado. Se trata de divertirse.

No hay nada más bonito que ver a perros y guías disfrutando del juego juntos, implicados plenamente en la actividad, el entorno (otros perros, personas, bicicletas…) se convierte en algo secundario.

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/colaboraciones-con-publicaciones/juego-premio-que-educa/

En el enlace un ejemplo de cómo

Ver Post
¿Ansiedad o simplemente falta de costumbre?
img
Rosa Roldán | 16-01-2018 | 15:19 |0

Imagina que un día te sacan del mundo que conoces (sea bueno o menos bueno), te separan de todo aquello que era “normal” hasta entonces, cambian los horarios y pasas a estar en otro lugar extraño, a veces hasta horas solo, con nuevas rutinas, un montón de estímulos o ausencia de ellos, ruidos y olores extraños y “reglas” (a la hora de comer, en el paseo, en el día a día al fin y al cabo) que nadie te ha explicado antes, pero que provocan mal rollo cuando te desvías de aquello que tus nuevos tutores esperan de ti.

 

Ahora, imagina lo que siente un perro o un gato recién llegado a un nuevo hogar….

 

Si tienes pensado incorporar un animal a la familia, asegúrate de reservar unos días para poder estar con él durante esa transición, ayudarlo a sentirse a salvo y comprendido, introducirlo de forma progresiva y segura en las nuevas rutinas, enseñándole de forma amable lo que se espera de él, educando desde la comprensión y bajo la premisa ser especies diferentes (con requerimientos y necesidades diferentes) y, sobre todo, fomentando el buen rollo y la relación entre vosotros.

 

Sin fórmulas mágicas, solo con sentido común, coherencia,

Ver Post
Diferentes pero compatibles
img
Rosa Roldán | 12-01-2018 | 09:18 |0

Primera entrada del 2018 hablando de Perros y Gatos o, mejor dicho, de cómo favorecer una buena adaptación y convivencia entre ambas especies dentro del hogar.

 

Y en este, como en casi todo lo relacionado con las relaciones entre seres vivos, el mejor consejo que podemos dar a la hora de introducir un nuevo gato en una casa con perro o, en una casa con perro y otros gatos, es supervisar las reacciones en todo momento, e ir con calma. Es preciso darles a los animales, todo el tiempo que necesiten para acostumbrarse el uno al otro, o a los otros.

 

Es evidente que, gatos y perros, son muy diferentes en muchos aspectos, pero no por ello, incompatibles. Conocer la naturaleza de cada uno de ellos, nos puede dar la clave del éxito.

 

Los perros son seres sociables, con ganas de agradar y mejor predisposición a tolerar los cambios. Los gatos llevan menos tiempo conviviendo con el hombre como animal de compañía, son territoriales, curiosos pero prudentes y necesitan tener seguro el suelo que pisan. En caso necesario, desaparecerán de la vista hasta tener clara la situación.

 

En la naturaleza, los instintos primarios de las dos especies, impulsan al

Ver Post
¿Eliminar o reconducir conductas?
img
Rosa Roldán | 21-11-2017 | 08:27 |0

Cuando estás tratando de eliminar una conducta molesta en tu perro, como ladrar o enfrentarse a otros perros, lo primero es averiguar por qué lo hace. Quizá es algo aprendido que debas trabajar. En cualquier caso, cuando obvias una conducta potencialmente molesta, puedes observar que tu perro, no sólo persiste en ella, sino que, en estos primeros momentos, la incrementa aún más. Parece que te dijera: “Mírame, ¿No te estás dando cuenta de lo que quiero?”

En este punto, es preciso recordar que la extinción de una conducta difícilmente será completa. Siempre es mucho más eficaz plantearnos enseñar al animal OTRA conducta sustitutiva de la problemática de forma que “olvide” la conducta anterior ya que la nueva le supone un mayor beneficio.

Si has iniciado el proceso de obviar una conducta molesta de tu peludo con el objetivo de erradicarla y el perro parece que va a peor, es el momento de revisar todo el proceso y pedir consejo profesional para que pueda orientar de la mejor forma a seguir.

Trabajando a favor del perro, estarás en el buen camino de una mejor convivencia.

Ver Post
Sobre perros y castigos
img
Rosa Roldán | 10-11-2017 | 07:40 |0

El castigo por sí solo no enseña. Puede que, en ocasiones, consigas que tu perro deje de hacer aquello por lo que ha sido castigado pero, ¿Qué ocurre cuando tú no estás delante?

Muchas personas piensan que el perro sabe que ha hecho algo mal porque trata de esconderse o procura ocultar las pruebas del delito comiéndoselas, por ejemplo. Realmente están reaccionando a tu lenguaje corporal y gestual que denota enfado e indignación pero no están aprendiendo qué es lo que han hecho para causar esa reacción en ti. Si el perro ha hecho algo mal es, simplemente, porque ha tenido la ocasión de hacerlo y esa conducta le reporta algún beneficio inmediato (llega a la comida, se lo pasa pipa mordiendo unos zapatos… etc.).

Si quieres que tu perro realmente aprenda, enséñale algo nuevo e incompatible con la conducta que pretendes erradicar. Si por ejemplo, tu peludo es de los que destrozan objetos cuando se aburre, procura dejar las tentaciones fuera del alcance y enseñarle a dirigir su juego a objetos permitidos como dispensadores de comida u otros elementos adecuados.

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/notas-de-inter%C3%A9s-sobre-perros/sobre-el-castigo/

cache_2438796505

Ver Post
Juegos de olfato y otras pistas para disfrutar del finde
img
Rosa Roldán | 03-11-2017 | 07:53 |0

El olfato, es el sentido más desarrollado en los perros, en detrimento de otros como la vista o, incluso el oído. Para que nos hagamos una idea de su importancia, el olfato canino es aproximadamente un millón de veces superior al humano.

 

Teniendo esta poderosa herramienta, no es extraño pensar en un perro olfateando durante todo el día, pero la realidad es que los perros con los que convivimos apenas olfatean y, demasiadas veces es porque no se lo permitimos y se olvidan de ejercitarlo adecuadamente. Cometemos el error de tirar de la correa cuando nuestro perro, se para a oler algo durante el paseo. Por eso no es raro ver perros que, privados del placer de olisquear, se dedica a mirar a su alrededor de forma nerviosa, tirar de la correa, ladrar… Les privamos de su forma natural de relacionarse con el mundo y eso les puede producir mayores niveles de reactividad, estrés, bajo poder de concentración y dificultades de aprendizaje entre otros muchos problemas.

 

Los humanos somos animales visuales pero, nuestros perros necesitan estudiar el territorio no con la vista sino, fundamentalmente con el olfato. Cuando nuestro perro se para oler el rastro de otro

Ver Post
La importancia de identificar a tu amigo de cuatro patas
img
Rosa Roldán | 30-10-2017 | 10:39 |0

Los animales asustadizos son más propensos a escaparse, pero cualquier animal, por muy confiado y tranquilo que sea, puede asustarse en un momento dado y salir corriendo. El riesgo de atropello, en este momento, es el más grave, ya que en su huida pueden cruzar calles o salir entre los coches sin que los conductores tengan tiempo de reaccionar. Por suerte, muchos de ellos se salvan de este destino pero, acaban perdidos lejos de sus casas.

De ahí la importancia de llevar a nuestros animales identificados con un microchip. Nuestro perro puede recorrer muchos kilómetros en pocos días, apareciendo una semana después, en otro pueblo, provincia o, incluso, comunidad autónoma. Una vez alejado de su barrio, nadie podrá reconocerle y su recuperación dependerá únicamente de su chip. Los collares, pañuelos o chapas son útiles pero hay que tener en cuenta que puede perderlos o incluso pueden quitárselos, por lo que el chip, además de OBLIGATORIO, es indispensable.

Si perdemos a nuestro perro, los pasos a seguir son:

– Denunciar la desaparición del hogar, en la comisaría y/o puesto de la Guardia Civil más cercano, aportando el número de chip
– Dar aviso al

Ver Post
Vale… Quiere un perrito (o gatito) pero… realmente podemos?
img
Rosa Roldán | 24-10-2017 | 07:58 |0

Es bastante común que, los peques de la casa, insistan en pedir a los papás un perrito o un gatito.

 

Recomendamos tomaros un tiempo de reflexión, no cerrar los ojos y consentir sin más, sino optar por tomar una decisión razonada, de tal manera que, el animal deseado, no se convierta en una carga para toda la familia en el futuro.

 

Un animal no es un regalo, sino un ser vivo. Los niños no están preparados, por sí solos, para asumir la responsabilidad que significa cuidar un animal y serán los papás los que asumirán toda la carga.

 

Si como padres, estáis valorando la opción, deberéis preguntaros antes de satisfacer el deseo de vuestro hijo, si podéis proporcionar al animal toda la atención que necesita, si disponéis de tiempo suficiente, si sois conscientes de los gastos que acarrea el cuidado de un animal, si habéis pensado que harán con él durante las vacaciones etc…

 

Además, es recomendable implicar a los niños, en la medida de lo posible, en los cuidados diarios del animal (cepillado, comida, agua e incluso paseos con los adultos), de forma que valoren adecuadamente la responsabilidad que implica compartir nuestra vida con

Ver Post