La Rioja
img
Autor: Garcialaso
Un consejo desde la psicología para los interesados en lo espiritual
img
Mercedes Garcia-Laso | hace 19 horas| 0

Si estás interesado en el desarrollo espiritual, ya sea desde la tradición cristiana, budista o cualquier otra, incluida la de “Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como”, creo que este breve post te puede ser de utilidad.

Recientemente me he leído el libro Psicología del Despertar de John Welwood (muy interesante y fácil de leer, excepto algún capitulo pelín tedioso que te puedes saltar sin problemas) y explica muy clarito la necesidad del trabajo psicológico para poder integrar lo espiritual en la vida diaria y que no se quede en efímeras experiencias cumbre o lleve a nocivos autoengaños. Como decía C.G.Jung “uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad”.

Esto, por desgracia, no ha sido así, ni a lo largo de la historia ni en la actualidad. Por lo tanto,  nos encontramos, por una parte, con personas con autoridad espiritual haciendo auténticas barbaridades (tanto “gurús new age”, como sujetos pertenecientes a instituciones de las diversas religiones ordinarias); y por otra, con gente que al intentar ajustarse al ideal espiritual recurre a la espiritualidad para evitar enfrentar un aspecto doloroso de su vida, o deja pasar abusos en nombre de la compasión, o evita sentir celos o ira, por considerarlas emociones “poco espirituales”, con las consecuencias nocivas que todo ello conlleva.

A esto último es lo que llama Welwood “bypass espiritual” y es un error que lamentablemente muchos consejeros espirituales promueven, con las mejores de las intenciones, al proponer soluciones espirituales a problemas de otro origen (del entorno, psicológicos, e incluso corporales). Copio un fragmento de su libro:

“Cuando caemos en el ‘bypass spiritual’, usamos la meta de la iluminación, o la liberación o salvación, para racionalizar lo que yo llamo trascendencia prematura: intentar elevarnos por encima del costado crudo y desprolijo de nuestra humanidad antes de haberlo enfrentado verdaderamente y haber hecho las paces con él. Y entonces procuramos usar la verdad absoluta para descalificar nuestras necesidades humanas relativas, nuestros problemas psicológicos, nuestras dificultades vinculares o déficits de desarrollo. (…) Tanto la meditación como la oración pueden ser usadas como una manera de evitar contactar con las heridas psicológicas y los dolores del corazón.”

En fin, a los que os interese continuar explorando el tema, os recomiendo, además del libro de Welwood, a Maribel Rodríguez (psiquiatra, psicoterapeuta y experta en espiritualidad) y a Enrique Martínez Lozano (psicoterapeuta, sociólogo y teólogo). Y os dejo con otro fragmento (bajo la cita de Ram Dass) de Psicología del Despertar que muestra los peligros de exigirse llegar a un ideal de comportamiento de persona espiritual (la personalidad/ego no es una barrera sino un camino para el avance en el desarrollo interior). Hasta la próxima, navegantes!

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño, autora del libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

psicologia-espiritual: Si crees que estás iluminado, pasa una semana con tu familia. Ram Dass.

*** Durante toda su infancia, Tara había experimentado una gran falta de afecto y de contacto, para sobrevivir a la cual había acabado adoptando una actitud dura e independiente que parecía proclamar a los cuatro vientos: «No necesito a nadie. Yo sola puedo cuidar de mí». Sin embargo -y como siempre ocurre, en una u otra medida, con todas las pautas de personalidad tiempo después su desmesurada independencia acabó haciéndose disfuncional porque le impedía recibir el afecto de los demás, lo cual no hacía sino alentar la privación y condenarla al sufrimiento.

Poco antes de cumplir los treinta años, Tara ingresó en una comunidad espiritual que consideraba al ego como un obstáculo para la realización espiritual y que, en consecuencia, dirigía todos sus esfuerzos a machacarlo. Esa comunidad cultivaba una forma colectiva de bypass espiritual que menospreciaba las necesidades y preocupaciones personales, al tiempo que trataba de implantar en sus miembros una identidad espiritual “ideal”. Es por esta razón por lo que los líderes de la comunidad adoptaron una actitud agresiva hacia la excesiva autonomía de Tara que ella aceptó de buen grado, convencida, como estaba, de que sus viejas pautas eran un obstáculo para su desarrollo espiritual. Pero, en el mismo momento en que renunció a su actitud distante, perdió también todo contacto con la fuente de su poder, su voluntad y su determinación.

Cuando, finalmente, la comunidad acabó disolviéndose, Tara era completamente incapaz de hacer frente a la vida cotidiana y se vio obligada a emprender un largo proceso de recuperación para el que necesitó varios años de psicoterapia.

Para erigir una identidad independiente y fuerte que le permitiera superar las difíciles condiciones de su infancia, Tara se había visto obligada a desarrollar su fortaleza. Tal vez otra persona hubiera reaccionado ante la adversidad sumiéndose en la depresión o la huida, pero ella supo encontrar en su interior los recursos necesarios para seguir adelante. Es cierto que, de ese modo, su identidad se vio amordazada y constreñida, pero no lo es menos que la fortaleza era una de sus cualidades más notables. Por esta misma razón, en el mismo momento en que se sometió al ataque de la comunidad, perdió el contacto con su poder y con su voluntad.

Son muchos los terapeutas y maestros espirituales que creen erróneamente que el camino de la transformación requiere la desarticulación de la personalidad condicionada. Hay veces en que esta “agresividad terapéutica” es flagrante (como ocurrió en el caso de Tara), mientras que hay otras en que se manifiesta de formas mucho más sutiles, pero el mensaje implícito en ambos casos es el mismo: «serías mejor si fueras diferente».

La personalidad es una forma congelada de nuestra verdadera naturaleza y constituye, por así decirlo, el combustible necesario para el proceso del despertar.

(…) Para convertir su personalidad en un camino, Tara tuvo que renunciar a todo intento de cambiarla y trascenderla prematuramente y comenzar a investigar con más detenimiento su desmedida independencia, tratar de comprenderla y relacionarse con ella de un modo más directo. Entonces fue cuando empezó a darse cuenta de que su extrema dureza había sido una forma de cuidar de sí misma y de que, bajo ella, se ocultaba una gran vulnerabilidad e inseguridad. Y ese descubrimiento le mostró el camino para comprender y cuidar sus facetas más vulnerables y tratarse con más benevolencia, una actitud que la ayudó a recuperar su fortaleza y a reconocer su lado más amable y, en consecuencia también, las facetas más amables de los demás. ***

Ver Post >
13 de febrero, Día del Soltero; 14, San Valentín… Micro-reflexiones sobre las fechas “corteinglés”
img
Mercedes Garcia-Laso | 12-02-2018 | 8:39| 0

13 de febrero, Día del Soltero. 14, Día de los Enamorados o, según otros, Día del amor y la amistad. Y luego llegará el Día del Padre, de la Madre, etc. etc. etc.

Hace 50 años muchas de estas fechas o no existían o tenían una connotación totalmente diferente. Pero ahora en la sociedad mega consumista en la que vivimos no dejan de aparecer obligaciones en el calendario de buscar regalos, restaurantes o lo que sea para gastar mis euros y así demostrar mi amor, mi cariño o, lo que es más importante, conservar mi imagen socialmente adecuada (y recibir “likes”, tanto on-line como off-line, y sentirme guay o al menos “normal”). Triste depender tanto de lo de fuera, sobre todo cuando es tan de “plástico” ¿no os parece?

No digo que las fechas no sean importantes. El ser humano siempre las ha necesitado. Por una parte, es muy sano celebrar, y determinar días concretos para ello ayuda a: 1) marcar la obligación (ejemplo, el domingo para descansar en los cristianos); 2) organizar a la comunidad; y 3) movilizar la energía de grupo (no es lo mismo bailar sólo en casa que en una fiesta). Por otra parte, también las diferentes culturas han utilizado las fechas para la interiorización y  para que el grupo reflexione, o se centre, sobre un tema concreto. Y por último, han servido para vivir en consonancia con los ciclos naturales (de cosecha, de las estaciones etc.).

Así que el problema no son las fechas sino el mal uso y abuso que actualmente se hace de ellas. Parece que hoy todo se reduce a gastar e ir rápido acumulando objetivos (ya sean éstos logros, experiencias o gente interesante a la que conozco). Por eso en mis minimapas trato de que paréis unos minutos, reflexionéis y os dejéis sentir:

Pensar no es rumiar (es decir, darle vueltas y vueltas a las cosas): lo primero amplía nuestro mapa (el cómo vemos la realidad), mientras que lo segundo es como estar en una rueda de hámster con espinas de la que es muy difícil salir. Y dejarse sentir es “simplemente” detenerme y darme el espacio suficiente para escuchar cómo está mi cuerpo y  qué está ocurriendo en mi interior. Claro, esto acojona porque preferimos vivir en nuestra película, por muy estresante que ésta sea, a tomarnos la píldora roja como Neo ¡y vete tú a saber lo que vamos a ver! Como dice el refrán, más vale malo  conocido que bueno por conocer.

En fin, por eso te propongo que aproveches las fechas que nos marcan desde fuera, para ir hacia lo auténtico en ti y en tus relaciones. Son viajes sin guión previo pero los que los hemos probado, no los cambiamos por lo anterior ni de broma.

Como estamos en la semana de los corazones, me despido entonces con enlaces a minimapas sobre esta temática:

♥ Para el 13 de febrero, Día Mundial del Soltero: ¿Solos o en pareja?

♥ Para el 14, Día de los Enamorados: 5 sencillas y bellas rutinas para mantener la pareja en buen camino.

♥ Y si prefieres cerebrar el 14 el Día del Amor: ¿Entiendes el amor?

Hasta la próxima, navegantes!

P.D.: Ah, también os dejo otros minimapas que quizá os sirvan para cuestiones vuestras o de amigos y familiares que se pueden remover especialmente estos días:

¿Crisis de pareja?: cuándo separarse, cómo superarlo.

“No, no es amor, lo que tú sientes se llama obsesión”.

¿Dudas sobre identidad sexual, orientación del deseo, etc.?

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño, autora del libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

¿Y si, en vez de consumir, aprovechamos las fechas corteinglés para navegar hacia lo auténtico?

Ver Post >
¿Qué le faltó al programa Salvados sobre la depresión?
img
Mercedes Garcia-Laso | 06-02-2018 | 8:32| 0

¿Visteis el domingo 28 de enero el programa Salvados sobre la depresión? ¿Qué os pareció? En mi entorno, a todos los no-profesionales de la salud mental a los que les he preguntado, les gustó. En cambio, dentro de los que trabajamos en este ámbito he encontrado gran variedad de opiniones: por ejemplo, psiquiatras de renombre defienden posturas opuestas, ofreciendo en ambos lados evidencia científica. Así que como Évole se centró en la perspectiva biologicista (“la depresión es como la diabetes”), he pensado que podría ser importante dejaros aquí enlaces con otras visiones que ponen el acento en los condicionantes sociales, culturales y biográficos.

Cuerpo y mente son uno, y en todos los problemas de salud, tanto física como mental, la OMS aboga por un modelo bio-psico-social. Pero cuando te fastidias una rodilla, los expertos te presentan diferentes posibilidades de intervención, con pros, contras y sus respectivas probabilidades, y has de elegir. Mientras que, por desgracia, o por fortuna, en lo mental es más complicado. Por eso es importante tener una cierta idea de las diferentes voces que hay en la psiquiatría y así elegir lo que me dé más confianza y/o resuene mejor con mi mapa de la vida pero sin hacer de ello la verdad absoluta. Y esto me lo aplico yo en mi quehacer (o eso intento). Hay excelentes profesionales dentro de las diferentes orientaciones: en mi opinión, lo esencial no es el lado donde éste se sitúe, sino su ética y buen hacer.

⋆ Artículo de la Asociación Española de Neuropsiquiatría sobre el programa Salvados sobre la depresión.

Twitter de la Asociación Madrileña de Salud Mental.

⋆ Publicación muy interesante en Facebook de Esther Sanz  sobre Salvados y depresión.

⋆ Hay otros post desde perspectivas más particulares, que voy a ir leyendo. Ejemplo, Évole y la depresión de Daniela Aparicio.

Y para finalizar os dejo el minimapa sobre la depresión que escribí hace un tiempo. Toca pensar, que le vamos a hacer;) Hasta la próxima, navegantes!

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño, autora del libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

tuit-radio-nikosia-salvados-depresion

 salvados-depresion-2

Ver Post >
A propósito del Día Mundial Contra el Cáncer
img
Mercedes Garcia-Laso | 30-01-2018 | 8:17| 0

El 4 de febrero es el Día Mundial Contra el Cáncer y yo como de costumbre quiero ir un poco contra corriente porque está genial eso de luchar, no rendirse, ser fuerte, ser positivo… pero ni es el ideal ni mucho menos la obligación.

Claro que es más guay, más agradable, tanto para la persona ¡como para el entorno! que ésta no se asiente, se perpetúe, por ejemplo, en la queja… pero, joe, recordemos que cada uno reacciona como puede. Eso sí, esto no quita que asuma su parte de responsabilidad en las reacciones de los otros, por supuesto.

Y es que no hay una manera ideal de afrontar la enfermedad, como se nos trata de imponer. A algunos, por su personalidad  previa, les sirve la palabra lucha. Pero a otros, este “tener que ser fuerte” les añade, al sufrimiento que ya tienen, el sentimiento de culpa por no ser capaces de tener esa actitud  que supuestamente depende de su voluntad.

Además, la actitud hacia la enfermedad influye sí (en cuanto a que va asociada a hábitos más saludables y a tener más ayuda de la gente) pero lo determinante para curarse es la calidad del sistema público de salud, la investigación que se realiza y el apoyo instrumental y emocional del entorno y la comunidad (ejemplo: el proyecto “Vivir con luz propia” busca, según tengo entendido, recuperar el apoyo mutuo de antaño entre vecinos). Lo que pasa es que en esta cultura hacemos depender todo de lo individual para escurrir el bulto así de nuestra responsabilidad como comunidad. Copio a este respecto un párrafo de Javi Vega que incluí en el post “Cuando lo real de la vida nos sacude el alma”:

“Me revienta el concepto de enfermo luchador. Me revienta porque no concibo que nadie que se muera haya perdido ninguna lucha ni porque haya ningún mérito o demérito en sobrevivir o sucumbir a un cáncer. // Pero sobre todo me revienta porque ese término, luchador, lo inventó alguna persona sana para hacer más cómoda una verdad que incomoda a la que luego se añadieron otras como carrera o ejemplo de lucha. // Por cierto, mientras se nos llenan la boca con estas cosas tan cuquis, se recorta como nunca en investigación y hay una enfermera para 22 pacientes en el turno de noche en la planta de oncología”.

Por último, cada persona vive su proceso de una manera distinta según sus características personales, las de su momento y las de su entorno. Algunas crecen, otras no. Unas lo afrontan como un maratón, otras se centran en sufrir lo menos posible, otras lo viven como un viaje de auto-conocimiento y/o espiritual (ejemplo “Mientras despierto”). Unos luchan hasta el final. Otros abandonan como la maravillosa Suzi Stroke. Y cada uno de estos tan diferentes caminos pueden ser igual de adecuados y respetables.

Actualmente la supervivencia del cáncer es, por fortuna, alta. Sin embargo sigue siendo la palabra que más nos asusta escuchar de boca de un médico. La asociamos inmediatamente a “muerte” y a ésta le tenemos demasiado miedo. Y este “demasiado” nunca ayuda. Pero de esto os hablaré en otro post. Hoy “sólo” os recomiendo escuchar a Enric Benito. Hasta la próxima, navegantes.

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño, autora del libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

reflexiones-dia-mundial-contra-el-cancer

Ver Post >
Bibliografía para papás con hijos pequeños
img
Mercedes Garcia-Laso | 24-01-2018 | 8:28| 0

Yo no me dedico a niños. Pero sí tengo pacientes que son padres. Y algunos de ellos me preguntan sobre libros para leer sobre cómo educar a los hijos. Yo les suelo responder que lo más importante es tener tus propios asuntos trabajaditos. Sin embargo, según lo consideramos ambos, sí les dejo una lista que voy elaborando preguntando a compañeras que trabajan con niños y familias.

Hoy he decidido compartir aquí esa lista movida por papás de mi entorno que me preguntáis al respecto y porque creo que os puede ser útil a muchos lectores de este blog.

Son libros generales y dejo pendiente dedicar otro post a títulos sobre temáticas específicas (ejemplo: cómo pueden gestionar los papás el bulling, las separaciones…). De todas maneras, en este mismo blog podéis leer, en la etiqueta Niños, cuestiones como orientaciones sobre duelo en niños por un ser querido.

Ah, cualquier sugerencia sobre la lista será bienvenida. Hasta la próxima navegantes!

Bibliografía para papás con hijos pequeños:

⋆ “Como hablar para que sus hijos le escuchen. Y escuchar para que sus hijos le hablen” de Faber y Mazlish. Y “Padres liberados, hijos liberados” de Faber. Son muy claros, con viñetas, muy respetuosos con los niños en un enfoque de comunicación positiva.

⋆ “Sin conflictos ni rabietas” y “La crianza feliz” de Rosa Jové.

⋆ “El cerebro del niño” de Daniel Siegel. Éste más bien ayuda a comprender el comportamiento del niño, abordando temas neurológicos de manera sencilla. Del mismo autor, “Disciplina sin lágrimas”, difícil de encontrar aunque está en PDF en internet.

⋆ “Descubriendo a Matías” de Claudia Bruna (tipo coaching con muchos ejercicios).

⋆ “Niño deseado, niño feliz”, ¿Niños agresivos o niños agredidos? y ¿Tiene el niño derecho a saberlo todo?, trilogía de Françoise Dolto que recoge lo más importante de un programa de radio donde los padres planteaban sus preguntas (antiguos, 1989, pero creo que interesantes).

⋆ Otros más específicos para padres con hijos con problemas de conducta leves (desobediencia, dificultad para poner límites…): “Guía para educar con disciplina y cariño” de Marilyn Gootman; “Aprender a educar sin castigos ni amenazas” de Naomi Aldort.

P.D.: Estas recomendaciones van en una línea, que comparto, alejada de técnicas puramente conductuales tipo Supernanny: No se habla desde premios y castigos, sino desde el entender cómo se siente el niño con la actuación del padre, y el aprender con las consecuencias naturales de la conducta. Puede no ser tan “fácil” de aplicar como reforzar, castigar etc, pero se ayuda al niño a comprender y vivir en el mundo desde los límites de la realidad, más que desde el ejercicio de poder y obediencia. Además los métodos Supernanny pueden malinterpretarse fácilmente por los padres, con los riesgos añadidos de que no permiten el pensamiento reflexivo y de las consecuencias a largo plazo.

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño, autora del libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

Ver Post >
Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica, experta en pequeñas y grandes dificultades: en terapia su escucha hace ver. Nº1 en el PIR; discapacidad ≥65%; libro #Minimapas para Tormentas. Garcialaso.com.